Cuando somos niños y estamos descubriendo el mundo, la sobreutilización de los sentidos es algo inevitable y que nos llena de satisfacción. A medida que vamos creciendo, esta curiosidad tan aguda se va perdiendo y pronto nos transformamos en adultos poco impresionables con los detalles y sensaciones diferentes.

¿Cómo puedo reavivar mi curiosidad infantil mediante la decoración? Hacer de tu espacio un lugar estimulante para tus sentidos no es tan difícil como parece.

  • Texturas: el detalle más simple mediante el cual puedes incluir el tacto en tus espacios son los textiles, los que han estado presentes en los espacios arquitectónicos desde siempre, muchas veces marcando pauta para definir el resto de la decoración. Para que te orientes un poco al respecto, las fibras textiles pueden provenir de animales, vegetales o sintéticas. Actualmente, la industria textil nos ofrece una variedad innumerable de opciones: pieles sintéticas, textiles inteligentes (termocromáticos, ahorro de energía, memoria de forma, etc.), los que han encontrado su lugar en el diseño de ambientes en cortinas, tapices, almohadas, etc. Es así como logramos bloquear el sol indeseado de primera hora en la mañana y las molestas luces de la ciudad nocturna con unas cortinas blackout o sentirnos cómodos en el lindo sofá tapizado con un textil suave y de fibras largas, lo que puede hacer de una visita a tu casa toda una experiencia. Mezclar textiles con los que puedas interactuar (cambio de color de acuerdo a la posición de las fibras, mezclas de texturas suaves con otras ásperas, etc) es siempre una buena y entretenida idea para empezar a involucrar texturas en tu hogar.
  • Colores: las paletas de colores pensadas, generan efectos increíbles a la vista. Incluso, si te sientes audaz, la incorporación de ilusiones ópticas asociadas a las mezclas de colores y figuras son una herramienta potente para que tu decoración no pase inadvertida para nadie. La recomendación es siempre buscar en la literatura los temas que quieras desarrollar, en este caso, una buena idea es revisar temas relacionados con la teoría y psicología del color, lo que te dará más herramientas para tomar decisiones acertadas y así lograr tus objetivos decorativos específicos. Recuerda siempre revisar la luz de tus espacios, tanto natural como artificial. El cómo se verán tus paletas de colores depende mucho de la cantidad y calidad de luz que tenga la habitación. Invierte en cortinas funcionales que aporten en el proceso y potencien tus decisiones de color, como las cortinas luminette, persianas venecianas o si tu estilo es más minimalista, unas cortinas roller screen aportarán al acabado, sobre todo si lo que buscas son cortinas que sirvan para el día y para la noche..
  • Aromas: si tu casa está situada en medio de abundante naturaleza, aprovecha los aromas naturales del sector en dónde está inserta para ser coherente con el entorno. Si a pesar de que tu casa está emplazada en medio de muchos árboles y flores, no te gusta mucho el olor que ofrecen o si bien, tu casa o departamento está ubicado en un sector más urbano, aprovecha la tecnología disponible en dispositivos aromáticos, los que incluso tienden a funcionar como objetos decorativos. Si tu tendencia es más espiritual, las velas, aceites esenciales e inciensos ofrecen una gran cantidad de aromas funcionales, que te ayudarán en tus procesos de relajación y renovación de energía. Intenta mantener los ambientes de tu casa separados y si no es posible, haz que la ventilación de tu casa sea óptima, así evitas que tu casa completa huela a lo que se está preparando en la cocina y además, previenes la absorción de malos aromas por los textiles incluídos en tu decoración.
  • Sonidos: la música es una herramienta inigualable al momento de generar buenos ambientes. Puedes pasar de la sensualidad al entretenimiento con sólo un “next” en la playlist. Por otro lado, los sonidos de la ciudad y la naturaleza también suman al total de la ambientación. El cantar de los pájaros puede ayudar un montón a tu relajo de domingo y un viernes por la tarde de tráfico ajetreado mientras estás leyendo un libro en tu sofá con texturas, puede ser un buen motivo de agradecimiento.

    ¡Suerte con el proyecto!