Con el cambio de temporada y clima muchas veces también viene el cambio de humor y de gustos, lo que significa que rediseñar el hogar para conectar con las emociones del momento es muy natural.

Además, con las diferencias de temperaturas que se pueden sentir en el verano y el invierno hay ciertas características de la decoración que deben cambiar sí o sí para pasar una temporada más cómoda, bien sea para evitar las corrientes de frío que pueden entrar a la casa o para evitar las altas temperaturas ─dependiendo de la estación.

De por si cambiar el orden de las cosas en el hogar y remodelar nuestros espacios al menos cada tres meses es muy recomendable, así fluyen mejor las energías y se promueve la limpieza profunda que es altamente necesaria para evitar alergias, contaminación extremas y concentración de animales.
En esta oportunidad, descubriremos los mejores tips para decorar el hogar en invierno logrando un equilibrio perfecto de distribución de muebles, colores y concentración de temperatura en el hogar.

De partida, decorar durante el invierno no necesariamente debe implicar el uso de colores fríos o adornos tenues, más bien es ideal adaptar algunas ideas coloridas que den vida a la casa cuando los días están más grises.

Los elementos en el hogar tienen mucha influencia en cómo nos sentimos y en como reaccionamos ante las situaciones de la vida, algo tan básico como el color de tus sábanas o los dibujos de tus cuadros puede jugar con tu subconsciente para bien o para mal y por ende con tus emociones también.

Como sabemos que esta temporada es experta para generar melancolía en los seres humanos, el hogar debe ser el mejor refugio.

Colores

Usar colores pasteles es la mejor alternativa, primero porque ofrecen iluminación y al mismo tiempo dan una sensación de expansión, aunque el espacio de tu casa sea realmente reducido, el color perfecto para ello es el blanco.

En esta época el blanco será tu mejor aliado, así que si te sientes con ganas de experimentar con colores fuertes o muy oscuros mejor guárdalas para el verano. Para los días de invierno queremos sentirnos en armonía con el hogar, las paredes blancas van a dar la impresión de que el lugar es más grande y te sentirás acogedor.

Por supuesto que darles color a los detalles es necesario para alegar los días, utilizar colores alegres como rosa, verde o azul es muy buena idea principalmente en alfombras, cojines, muebles o sillas. Las cortinas blackout también vendrían bien con uno de estos colores, pero con un tono mucho más pastel y suave.

 Adornos

Considerando el frío que puede hacer afuera lo ideal es generar un ambiente cálido en el hogar, para ello apóyate en velas decorativas e inciensos aromáticos los cuales añadirán relajación y olores agradables a tu casa.

Otro punto que considerar son los detalles en las paredes, para un ambiente más familiar utiliza fotografías de tu familia o bien puedes utilizar cuadros decorativos con paisajes tranquilos y de colores cálidos.

Para las mesas o estantes escoge los que estén hechos con madera para preservar el calor y dar un toque clásico a tu casa.

Consejos básicos

  • En cuanto al material de los cojines, asegúrate de que sean de lana.
  • Para las cortinas es recomendable utilizar tanto cortinas gruesas como persianas, hay opciones muy convenientes que pueden ofrecer un toque innovador a tu casa.
  • Aunque haya frío es importante aprovechar todos los espacios al máximo, no olvides contar con estufas para colocar en la terraza, así como velas. Por otro lado, es importante hacerle mantención constante pues tiende a deteriorarse más en esta época por la caída de hojas y demás.