Aunque muchos no lo consideren, la apariencia de un baño es sumamente importante, ya que este resulta ser un espacio personal y único.

Por eso debe decorarse con el mismo amor que el resto de los espacios del hogar, combinando colores y agregando detalles acogedores.

Sin embargo, para algunas personas es difícil lograr una buena decoración en sus baños y deciden dejarlo de lado.

Muchas empresas enfocadas en la construcción y equipamiento de hogares han buscado la forma de informar a las personas acerca de temas decorativos.

“Algunas veces contamos con un espacio determinado para un sector del hogar y creemos que no podemos hacer demasiado con él, pero saber aprovechar el espacio y apoyarnos en la decoración puede darnos un resultado increíble”, explican los expertos en cortinas y persianas de Hunter Douglas.

Lo más importante en el hogar es que haya comodidad y los habitantes se sientan bien con lo que tienen a su alrededor, por eso hacer buen uso de los elementos tanto decorativos como de construcción es fundamental.

Pero la pregunta es ¿qué debemos considerar para remodelar un baño de visitas? ¿Podríamos hacerlo nosotros mismos?

Hay técnicas sencillas que te pueden ayudar, sin embargo, contar con la ayuda de un profesional nunca está demás.

Ahora bien, es recomendable considerar los siguientes puntos para conseguir un resultado favorable.

Cómo remodelar un baño

  • Dar vida al espacio. Los baños no tienen que ser siempre blancos o unicolores, la idea es darle vida a este lugar utilizando colores fuertes y únicos.

Poner diseños únicos en las paredes o resaltar un par de elementos con colores llamativos hará la diferencia.

De igual forma, hay que saber elegir los colores adecuados y que sigan aportando comodidad y tranquilidad a quienes decidan ocupar este espacio.

Los colores demasiado oscuros o muy pesados no suelen ser los adecuados al menos de que se usen para elementos puntuales como una toalla o un dispensador de jabón.

Sin embargo, para las paredes se aprecian tapizados más sutiles, cortinas o persianas roller neutras o colores suaves que no generen una sensación de encierro u oscuridad, en especial si hablamos de un espacio pequeño.

Tal vez podrían considerarse colores fuertes para las paredes si es que se pretenden hacer contraste de unas con otras, dejando sólo un lado con color fuerte y el resto suave.

Sea como sea, elegir estos detalles está ligado al gusto y estilo del dueño del espacio.

Un lugar entretenido

Podemos pasar mucho tiempo en el baño, especialmente porque también se convierte en un lugar de introspección e intimidad que tenemos con nosotros mismos.

Por eso, es ideal contar con distintos elementos que puedan hacer nuestra visita más agradable como revistas o hasta pequeños parlantes para poner música.

La forma de los elementos también hace la diferencia, como lavamanos extravagantes o con adornos particulares.

Incluso, agregar algunos adornos en repisas y cuadros en las paredes también es una gran idea para distraer y hacer del rato más agradable.

La verdad, es que en el baño es donde apreciamos más los detalles, ya que solo contamos con nuestra presencia y tenemos menos distracciones.

  • Elegancia ante todo. Para los más reservados mantener la elegancia es importante y para ello se debe optar por elementos sutiles, terminaciones refinadas como los elementos que conformen la tina, vanitorio, WC, entre otros. Incluso podemos jugar con griferías de colores exóticos como dorados o negros que aportarán un toque exclusivo y elegante, sobre todo si lo combinamos con decoraciones clásicas de colores tierra y terminaciones en cerámica.
  • Marcos en los espejos. Primero hay que recalcar que en un baño nunca puede faltar un espejo.

Con esto claro, es importante señalar que estos deben contar con algunos elementos decorativos para hacerlo llamativo.

Con elementos decorativos nos referimos a marcos en los espejos, esto lo hace ver más elegante y mucho más armónico con el resto de los elementos.

Hay que admitir con que colgar un espejo sin nada puede verse bien si hay otros elementos importantes, pero por lo general es poco atractivo.