Muchas veces nuestros espacios exteriores se desaprovechan en los meses de invierno, porque claramente están pensados para pasar un buen momento y no para poner a prueba nuestras capacidad de supervivencia.

Los cerramientos llegaron a solucionar este problema y ayudarte a aprovechar tus exteriores todos los días del año, llueva, truene o relampaguee, haciendo de las terrazas y espacios exteriores una parte estructural de tu hogar o simplemente entregándole al interior de tu vivienda la posibilidad de apertura al exterior.

¿Qué es un cerramiento? En palabras simples: son superficies envolventes que delimitan un espacio determinado. Pueden ser fachadas, ventanas, puertas deslizantes o mamparas. Los cerramientos son acabados arquitectónicos delicados y elegantes que le entregarán el toque que tus espacios necesitan.

Además, permitirán abrir los espacios de tu casa a una panorámica general, atraer la luz y equilibrar temperaturas a través de la transparencia y profundidad.

Algunas consideraciones

Parte importante al iniciar un proyecto estructural tan importante y grande como es la creación de un cerramiento, te hagas asesorar por un profesional y que además, estudies las opciones detenidamente para no tener problemas posteriores.

Existen varios materiales adecuados para este tipo de proyecto, pero los expertos parecen estar enamorados del aluminio, porque es uno de los materiales de construcción más resistentes, además no requiere mantenimiento y es el rey del aislamiento.

Es un material que, además de ofrecer mucha resistencia, no acumula polvo ni cambia con la humedad y, dentro de lo más importante y ya pasando al lado de la seguridad, es un material no inflamable que, en caso de incendio, alcanzando su punto de fusión, no emite gases ni vapores inflamables.

Uno de los puntos importantes a considerar al momento de decidir sumar un cerramiento a tu hogar, es contar con un aislamiento eficaz para lograr un ahorro energético considerable y mantener la comodidad en el espacio.

Este aislamiento va ligado a la calidad de los materiales utilizados, por lo que un buen marco de aluminio y un cristal adecuado facilitan la entrada de luz y sol directo que ayudará a mantener la temperatura interior óptima, evitando que el frío o el calor entren en la vivienda de manera molesta.

Beneficios de los cerramientos

Gracias a esta regulación natural de la temperatura, podemos contar con un importante ahorro energético, reduciendo la necesidad de aire acondicionado y calefacción. Además, un cerramiento bien terminado será clave en la aislación del ruido exterior.

Hablando un poco más desde la decoración, un cerramiento es una excelente forma de entregar ligereza visual a los ambientes de tu vivienda, dando la posibilidad de conectar interior y exterior con un solo abrir y cerrar de puertas, eliminado la sensación de barreras físicas.

Los cerramientos delimitan los espacios arquitectónicos y pueden perfectamente integrarse armónicamente a la estructura total de tu casa.

Las puertas favoritas para los cerramientos son las puertas de corredera, porque abren el paso al mundo exterior de manera silenciosa y fácil, incluso, las de tipo acordeón, permiten abrir las paredes de vidrio por completo, existen en el mercado también opciones más convencionales, con diferentes mecanismos, para todos los gustos.

Vestimenta para los cerramientos

Un punto fundamental en la creación de un cerramiento es considerar que las cortinas ─tomando en cuenta el cambio de pared por ventana─ serán fundamentales para mantener la armonía entre privacidad y apertura al exterior.

Las cortinas enrollables impedirán totalmente el paso de la luz y aíslan muy bien las ventanas del exterior, lo mismo puedes lograr con unas cortinas roller screen y blackout. Otra opción excelente son unas persianas metálicas, compuestas de láminas con disposición horizontal o unas cortinas sunscreen, que gracias a sus grandes dimensiones, ayudan a mantener la sensación de amplitud de tu cerramiento y además, el sistema screen te permite aprovechar al máximo la entrada de la luz natural al mismo tiempo que protegen de los rayos UV y por si fuera poco, permiten tener libre la panorámica hacia el exterior.

En cuanto a las ventanas, la instalación de doble cristal es la mejor opción para conseguir un óptimo aislamiento térmico y acústico. Otro de los beneficios de estos cristales dobles es que son muy difíciles de romper, aumentando de esta manera la seguridad de tu casa.

A pesar de que la decisión es difícil, los beneficios de cambiar paredes sólidas por grandes cristales son tremendos.

Considera que siempre puedes optar por un término medio y elegir un cambio no tan drástico, como un aumento del tamaño de las ventanas o ventanales. Sea cual sea el cambio, ten en cuenta que las decisiones de materiales y accesorios como cortinas y persianas serán fundamentales para lograr con éxito tu proyecto, siempre haciéndote asesorar por un experto.