Los departamentos monoambientes han ido en alza en occidente en los últimos años. Muchos los prefieren pues se adapta a un estilo de vida más práctico, y más minimalista. Todo depende del estilo de vida.

Un monoambiente es una gran opción para parejas jóvenes o solteros. Las ciudades grandes propician este tipo de inmueble, que es tan funcional como un gran apartamento.

Entre sus ventajas, está que necesitas menos tiempo de limpieza, y menor inversión al decorar. Puedes ahorrar en muchos espacios, pero también se requiere ser ingenioso. Sientan muy bien con aquellos que tienen un estilo de vida rápido y de poco estar en casa, y hacerlo a solas.

En resumen, va ideal con aquellos que quieren optimizar por todas partes. Además, abre una gran oportunidad a la creatividad para organizar y personalizar el ambiente.

Divisiones mentales y planos

Lo ideal en estos espacios es “crear zonas”. ¿Qué quiere decir esto? Que debido al espacio más reducido, es muy importante poder categorizar y dividir qué usarás para qué cosa. No es necesario tener muebles grandes, puedes usar pequeños detalles para dividir los ambientes sin tener que usar separadores que obstruyan la luz u otros pormenores.

Por ejemplo: puedes tener un sofá que de espalda a la cama, de esa manera creas dos espacios en un mismo lugar. Otra opción popular es desarrollar el diseño de ambientes con cortinas para habitaciones, que puedan ayudarte a separar los ambientes de manera creativa.

Esto último desarrolla también la posibilidad de que puedas agregar colores y tonalidades a tu habitación, que le den sensación de espacioso o acogedor, entre otras.

Elige muebles polifuncionales

Una de las mejores cosas de la innovación actual es que abre paso a muebles e implementos que son muy prácticos y cumplen un rol, son un aporte, no sólo decoración.

Entre eso están los muebles de doble uso, que también te permitan cierta flexibilidad de almacenaje, o también puede ser un sofá cama para ahorro de espacio.

De hecho, en los departamentos monoambiente, la cama suele llevarse la mayor atención. Futones o estructuras de doble propósito pueden ser lo mejor para darle un estilo y además, una propuesta diferente en tu espacio.

También hay cómodas o mesas que tienen capacidad de ser baúles o versátiles, y guardar libros u otras cosas. Hoy el diseño da para mucho, y a veces puedes buscar buenas ideas en línea para luego plasmar con una mueblería local o intentar hacerlo tú mismo incluso.

Luces y colores

Mientras más pequeño el espacio, más importante la luz. Por lo mismo es que tienes que aprovecharlas al máximo.

Primero, selecciona cortinas de habitación que contengan las características que necesitan: aislar o no sonido, cuánto quieres dejar entrar la luz, que tengan una paleta de colores que puedas combinar con el resto del espacio para dar sensación de comodidad.

La luz es clave y te permitirá no sentir en un espacio reducido. Lo mejor es el en día no usar cortinas, o tonalidades claras. El resto de características que necesites encontrar dependerá de ti.

En este sentido hoy se despliegan muchas opciones que permiten aprovechar la luz del día sin quitar privacidad, debido a la tecnología de los productos relativos al diseño de ambientes.

Los espejos también son un buen elemento a incorporar, ya que permiten “agrandar” visualmente los espacios. Además, dependiendo del que elijas, agregarás mucha modernidad y minimalismo al estilo de tu apartamento.

Es importante mezclar estos elementos clave con características del estilo, y mantener una línea. Esto hará que el lugar se vea ordenado sin importar qué. Ve probando sin miedo qué funciona para ampliar tu espacio y ya verás cómo cambiará tu día a día.