Intervenir en los elementos básicos como revestimientos, pisos e iluminación de los espacios le permitirán generar ambientes con diferentes colores, texturas y tonalidades.

La gente no se está casando y la tasa de natalidad disminuye drásticamente cada año.

Estos son algunos reflejos de que las formas de vivir están mutando y se manifiesta en el incremento de edificios con departamentos para solteros.

Lofts y estudios que promedian los 35 metros cuadrados son los primeros en venderse, y los que están teniendo más cobertura en revistas y programas de arquitectura e interiorismo, puesto que presentan el desafío de que sus espacios sean multifuncionales.

En contraste, hay quienes aún se inclinan por la comodidad de las superficies amplias y definidas, y en este sentido un departamento de 180 metros cuadrados les permite desplegar su creatividad y posibilidades de ambientación.

Grandes espacios, nuevos lienzos

Un departamento convencional de 180 metros cuadrados actualmente está integrado por hall de entrada, living – comedor, terraza, cocina tradicional con comedor de diario y servicios, baño de visitas, hall de distribución, dos a tres dormitorios, dos baños y sala de estar.

Esta composición es ideal para un matrimonio con hijos, pero también hay parejas sin niños o personas que viven solas que con la asesoría de algún arquitecto, han modificado muros y espacios para adaptarlos a sus necesidades o estilos de vida.

Como fotógrafos o artistas que hacen parte de su hogar un atelier; músicos que acondicionan habitaciones con revestimientos acústicos como sala de ensayo; amantes de los libros que cubren muros con estantes; practicantes de disciplinas orientales que disponen de las áreas comunes para meditar o ejercitarse; anticuarios coleccionistas; o simplemente quienes disfrutan de tener esas y las posibilidades casi infinitas que permite una vivienda de esas dimensiones.

Otra opción para encontrar departamentos grandes de 180 metros cuadrados o más, son las construcciones antiguas ubicadas habitualmente en el casco histórico de la ciudad. Estos inmuebles además de su valor arquitectónico de la época, destacan por sus techos altos, sus pisos de madera; su revestimiento cerámico (antiguamente las cerámicas eran piezas hechas a mano), y en general, por la nobleza y calidad de sus materiales y acabados arquitectónicos. Remozarlos es un desafío y muchas veces una verdadera obra de arte. De hecho existen arquitectos y maestros que se especializan en restauración.

Ideas para ambientar

La ambientación de espacios, al contrario de lo que mucha gente piensa, no está determinada tan solo por los muebles ni la disposición de pinturas u objetos decorativos, sino que de acabados que permiten jugar con los elementos básicos de las habitaciones, como lo son pisos, revestimientos e iluminación que en su conjunto generan una armonía entre sus colores, texturas y tonalidades, provocando sensaciones en quienes los habitan. Por esto, la importancia de definir en primera instancia el destino que se le quiere dar a cada sector.

Si desea un ambiente íntimo, por ejemplo, la disposición de luces cálidas, indirectas y graduales, un piso de madera, y una textura suave o lisa en muros, permitirán crear la sensación de tranquilidad y relajo.

Si por el contrario quiere crear un lugar de trabajo, ahí requerirá luces frías y directas, y superficies sin texturas que no distraigan la atención.

Por lo general, los departamentos de estas magnitudes poseen terrazas amplias que permiten hacer vida social en estos espacios, por lo que los pisos exteriores serán básicamente sus protagonistas. Estos deben ser llamativos, de alto tráfico y sobre todo resistentes a los cambios climáticos en el caso que las terrazas no sean techadas.

Hay quienes también adquieren estos departamentos porque gustan de hacer fiestas y recibir gente, razón suficiente para invertir en revestimientos acústicos de calidad y pisos también de alto tráfico, e idealmente con el acceso a diversas ventanas o lucarnas que faciliten la circulación del aire y la entrada de luz.

Lo óptimo antes de hacer intervenciones en los espacios de estos departamentos, es hacerse orientar por un arquitecto o especialista en la materia, puesto que le ayudará a planificar y resolver el ambiente que le quiera dar a cada habitación en comunión con la totalidad del inmueble.