El exterior de una casa influye mucho en el interior de la misma, ya que existe una relación directa entre los jardines, patios y balcones, la cercanía con la naturaleza, la ventilación de tu casa y tu estado anímico.

El espacio y la luz natural son elementos esenciales para la vida moderna, por lo que no tomar en cuenta la relación existente entre el interior y exterior de tu hogar puede dar origen a espacios con falta de luminosidad y gracia. No es preciso ser un fanático de la jardinería para disfrutar de un rincón tranquilo y al aire libre para relajarse solo o compartir con la familia.

Al igual que en la decoración de interiores, es necesario planificar y priorizar nuestra remodelación o decoración. Toma en cuenta detalles como:

  • La finalidad del espacio: no es lo mismo planificar para la realización de un espacio de descanso que para un huerto, una piscina o un jardín. Todos los lugares tienen diferentes requerimientos desde el inicio y el planificar con tiempo te ayudará a no perder dinero ni tiempo.
  • En qué momento usarás el lugar: si vives en un lugar muy caluroso en verano y muy frío en invierno, puede que te convenga pensar en la protección contra el mal tiempo y el intenso sol. Considera también la hora del día; los detalles a considerar son diferentes si estás pensando en un quincho para ser utilizado de noche o una piscina para refrescar los días de calor.
  • Elementos que desees mantener y los que definitivamente debes eliminar: aunque nos duela, quizás necesitarás cortar ese árbol al medio del patio, o quizás puedes armar todo el proyecto alrededor de él. Las opciones son infinitas, pero siempre deben ser bien pensadas.
  • Prepara una carpeta de ideas: esto te servirá para tomar tus propias decisiones y también para comunicarlas. Muchas veces la parte más difícil del proceso es hacer que las otras personas te entiendan. Mostrarle tus ideas en imágenes puede facilitar mucho el proceso (además de hacerlo más entretenido).
  • Evalúa la ayuda que necesitarás: hay cosas que definitivamente podrás hacer tú o alguno de los miembros de tu familia, pero siempre hay necesidades que es mejor tercerizar. Identifica éstas necesidades con tiempo, busca y pide recomendaciones.
  • Detalles de diseño: elige una paleta de colores considerando los elementos de naturaleza presentes en el espacio. Si tu espacio está en bruto, imagina los colores y formas de plantas y flores que te gustaría mirar cuando estés disfrutando de tu espacio. Fíjate mucho en los elementos que compras: maceteros, sillas y mesas harán de tu espacio un lugar acogedor o incómodo. Separa espacios exteriores con paneles orientales y entrega privacidad a pesar de estar a la intemperie.
  • Cuida los detalles de la decoración interior que se verán desde afuera: los diferentes tipos de cortinas de tu casa pueden sumar o restar a la decoración exterior. Elige cortinas motorizadas y sobrias que no interrumpan tus decisiones de diseño exterior.
  • Persianas exteriores: si tu casa queda sola durante mucho tiempo en el periodo de vacaciones, es recomendable que inviertas en cortinas exteriores para ventanas o persianas de seguridad, las que en su mayoría le dan un aspecto de seguridad a tu hogar sin perder la estética.
  • Buena organización: por muy pequeño que sea tu jardín, patio o terraza, acumularás una importante cantidad de utensilios y herramientas que necesitarás para la mantención del espacio. Considera un lugar para su almacenaje y fácil acceso. Los cobertizos son una excelente y decorativa idea que te ayudará a mantener todo en orden y aportando a la vista general del espacio.
  • Luminaria: las luces son fundamentales para crear buen ambiente en tu diseño exterior. Las lámparas colgantes y faroles logran resultados estéticos envidiables. No olvides asegurar todo contra la humedad del invierno y el fuerte sol del verano.

Es probable que el llegar al resultado esperado en exteriores sea un poco más lento que en interiores, porque si estás incorporando plantas, estas crecen, cambian, florecen y se ven diferentes durante las estaciones del año. No te desanimes si el espacio no se ve como quieres todo el año, aprovecha de sacarle partido a las diferencias y disfruta de cada una de las etapas.