Cuidar el medio ambiente no se trata sólo de no arrojar basura en las calles o cambiar algunos hábitos de nuestra cotidianidad. Hay procesos que desafortunadamente atentan contra el planeta y, en la mayoría de los casos, no estamos ni enterados.

La elaboración y uso de ciertos productos son causantes determinantes del deterioro medioambiental.

Muchas veces, estos productos resultan ser materiales que encontramos en todos los elementos y espacios que frecuentamos día a día como es el plástico o en algunos casos la madera.

El principal problema es el proceso de biodegradación que tienen estos materiales o la cantidad de residuos que generan y que terminan contaminando mares y bosques.

Además, la falta de consciencia de reutilización de materiales también es un problema que afecta directamente al planeta.

Algunas apreciaciones

Yanira Bolívar, experta en productos arquitectónicos en Hunter Douglas Architectural Products nos explica que es por ello que hoy en día muchas industrias relacionadas a la construcción y decoración de interiores se han preocupado por utilizar materiales más amigables con el planeta.

De esta forma, se logran crear lugares que no solo son de un alto nivel ecológico, sino que resultan tener una gran calidad para habitar.

Los materiales sustentables se caracterizan por tener una larga durabilidad y ser de fácil mantenimiento.

Asimismo, deben ser capaces de renovarse y promover el reciclaje de los mismos para ser utilizados en otros proyectos.

Esto reduce la producción de basura y residuos al máximo, lo que paralelamente evita que se siga propagando la contaminación.

Si un material alcanza a cumplir con estas características quiere decir que cuenta como material sustentable.

Algunos materiales ecológicos

El hormigón

La longevidad de este material es la característica que más lo hace sustentable, puede persistir durante mucho tiempo.

Cabe destacar, que la energía consumida para su producción se ve compensada por los años de durabilidad que puede tener este material.

Eso lo convierte en una mejor alternativa para el planeta, sin mencionar su resistencia a las inclemencias del tiempo y su capacidad de reciclarse.

El acero

Lo más interesante de este material en temas de sustentabilidad es que puede ser reciclado incontables veces.

Ahora bien, la cantidad de acero reciclado utilizado en la fabricación del mismo depende del proceso de producción. Sin embargo, es considerado un material reciclable por excelencia.

El cobre

Es amigable con el medio ambiente en muchos sentidos: no es nocivo para la salud, es 100 % reciclable y un excelente conductor de energía eléctrica.

Hoy en día se usa como materia prima para casi todas las ciencias, incluso la tecnológica.

Tanto el cobre como sus aleaciones, resultan ser un material muy útil en muchos aspectos y esto es lo que lo hace una de las mejores alternativas para la construcción y elaboración de otros elementos.

El ladrillo

Este material sustentable, además de ser muy fácil de manipular, es un excelente aislante térmico y acústico.

Al igual que la mayoría de los de esta lista, es reciclable y se utiliza en materia de construcción desde hace muchísimo tiempo.

Su materia prima principal es la arcilla y tiene forma de un prisma rectangular que se puede ajustar fácilmente con otros de su misma procedencia.