Bien en sabido que la luz natural es esencial para el desarrollo y bienestar, ya sea físico o mental, del ser humano.

Esto, principalmente porque es una fuente de energía y su carencia puede ocasionar serios problemas de salud.

Es más, se ha demostrado que los rayos UV ─en su justa medida─ pueden ayudar a disminuir diversas enfermedades no transmisibles como el colesterol alto y la hipertensión.

Pero no sólo mejora enfermedades físicas, sino que también ayuda mucho en estados mentales como la depresión, ansiedad e insomnio.

Ahora bien, debido al contexto mundial que estamos viviendo con la pandemia del Covid-19 que ha afectado a varios países a nivel mundial, ha obligado a estar y pasar más tiempo en casa.

Esta situación tomó por sorpresa a la gran mayoría de las personas que han tenido que tomar medidas y mantenerse al interior de sus casas por días y semanas.

El aislamiento o cuarentena, sumado al ritmo de vida actual, ha puesto a reflexionar sobre la importancia de crear espacios, al interior de los hogares, que permitan recibir elementos tan naturales como la luz.

“Estar en casa ayudará a proteger tu salud y la de tu familia, por eso le damos importancia a tener espacios que te permitan disfrutarlos a pesar de las circunstancias, debemos pensar que pasaremos gran parte de nuestro tiempo aquí y es importante estar cómodos para no sentir molestias extras”, señalaron los expertos de Reggia.

Ya sea contar con amplias ventanas por donde pasen los rayos UV o buscar cortinas que permitan su acceso, cualquier medida será bienvenida por el cuerpo y su salud.

Cómo recibir más luz al interior de la casa

Si tienes la suerte de tener un espacio de jardín o un patio, entonces podrás disfrutar de los rayos del sol sin ningún problema.

Crear un lugar de relajo como una pequeña mesa, silla y un té a media tarde, será el panorama ideal para recibir un baño de sol.

Pero ojo, no olvides que todo en exceso hace mal. Luego de recibir 15 minutos de sol directo y sin protección solar, deberás aplicarte alguna loción protectora para no dañar tu piel.

De todos modos, procura que la luz ingrese a tus antebrazos y cara para aprovechar de mejor manera los beneficios de la vitamina D que otorga el sol. 15 minutos diarios te otorgan la suficiente vitamina D para 2-3 días.

Asimismo, si cuentas con una pequeña terraza, también puedes encontrar alternativas para recibir los enormes beneficios de la luz solar.

Una de las opciones es contar con cortinas que permitan el ingreso total del sol a tus espacios. Pero hay que tener ojo porque un exceso de luz puede dañar tus muebles.

Algunas opciones

Sin embargo, en el mercado existen una gran variedad de modelos de cortinas que permiten excelentes funciones.

Así, podrás encontrar cortinas “2 en 1” que, por un lado, tienen la función traslúcida para que puedas recibir baños de sol durante la mañana y tarde.

Y, por otro lado, la función blackout, que permiten la oscuridad parcial o total para que puedas proteger tus muebles sin perder luz o disfrutar de una buena noche de descanso.

Esperamos estas ideas te permitan disfrutar tu casa pese a las circunstancias.